La lucha contra la pandemia y por la dignidad de los barrios en Cuartel V

DERECHO AL HÁBITAT / NOTA DE ANÁLISIS.

Una realidad, diferentes formas de contarla

Es notorio, no así novedoso, el método común que utilizan los medios hegemónicos de comunicación para referirse a las diferentes problemáticas que surgen en los barrios populares. La insuficiencia en la calidad de prestación de los servicios públicos y la falta de acceso a derechos que aseguren el desarrollo de una vida digna siempre son relatados desde una óptica tremendista y amarilla, priorizando el testimonio individual (aislando los reclamos) y solo visto en formato colectivo cuando se refieren ambiguamente a “lxs vecinxs de la localidad” sin indagar en la preexistencia de sujetos sociales colectivos que habitan los barrios y que hace rato se ocupan de relevar estas situaciones y exigir la resolución de las mismas, de acuerdo al recorrido de sus tradiciones políticas. Esos medios configuran un relato donde la referencia geográfica de un barrio no es una sociedad de fomento, un club de barrio o un centro comunitario. Ese barrio es retratado con el auto quemado en la esquina, con la calle de tierra permanente y con las ojeras o los mocos de niñxs malnutridxs.

En Cuartel V, ese estilo periodístico se ha hecho fama a la hora de hablar de sus problemas estructurales, pero no se ha esforzado para saber qué es lo que hacen las comunidades para hacerles frente cotidianamente de forma solidaria y mancomunada. Esta reflexión inicial, no trata de negar los problemas reales y concretos que sufren personas reales y concretas de los barrios, ni tampoco trata de romantizar “el aguante heroico” a esas dificultades, negando responsabilidades políticas en la solución de las mismos como si se tratara de imponer una visión de “normalidad” a esa sobrevivencia permanente.

Hay distintos grados de responsabilidad política sobre las definiciones que se traducen en gestión estatal , que hacen al desarrollo de las formas de vida de la población, como también hay responsabilidad de quienes intentan retratar esas situaciones, por la forma en la que lo hacen y de acuerdo a las palabras o expresiones que utilizan. Además, es llamativa la vara con que se mide la atención del Estado a esas problemáticas. Siempre que se trate de pegarle a un gobierno de extracción peronista, estarán a disposición los medios de la clase dominante para hacer gala de su “periodismo independiente”. Ese aspecto del problema no implica quedarse calladx o inmóvil ante las adversidades que calan hondo en el quehacer cotidiano de ciudadanxs, sujetos de derecho, trabajadorxs o simples mortales en el marco de una sociedad y sistema como el actual.

Simplemente es comprender que los intereses legítimos de las comunidades se disputan junto a intereses de la clase política y de muchos sectores económicos y mediáticos que aportan a generar estrategias que pugnan por evitar la organización y coordinación de esas mismas luchas  o inclusive en ocasiones, promueven la disociación de las demandas para responder de forma fragmentada y desviada a los mismos, para generar confusión en las poblaciones que no se organizan porque “reclaman por sus derechos pero no hacen política” o que ponen bajo la misma óptica la lucha por el acceso al agua o la luz y los reclamos contra la inseguridad (siempre bajo el prisma punitivo y manodurista), matizando como se mencionó antes, las diferentes responsabilidades alrededor de la permanencia o resolución de esos conflictos.

Los medios comunitarios y populares ofrecen otro tratamiento de la información, diferente a la espectacular y estigmatizante de los grandes medios de alcance nacional.

Detrás de los relatos

El 24 de abril, el diario La Nación publicó una nota firmada por Alejandro Horvat donde se mencionaba la precariedad en las condiciones de vida de lxs habitantes del barrio Cuartel V, que replica el nombre de la localidad en la que reside esta comunidad que se complementa a la explosión demográfica que hay en el distrito hace más de 10 años. Esa nota ahonda en los aspectos que hacen a la imposibilidad de llevar una cuarentena en un territorio donde los hogares con necesidades básicas insatisfechas se cuentan por centenares y la gente con trabajos informales se ve privada de generar un ingreso básico mínimo. Destaca varios testimonios de vecinxs que retratan la desidia e incluso menciona (mínimamente) la existencia de un comedor, sobrepasado por la demanda exponencial de asistencia alimentaria. Además, señala la dificultad de acceder al Ingreso Familiar de Emergencia por la delicada situación residencial en la que se encuentran esos vecinxs, en su mayoría provenientes de países vecinos.

Varios datos que casualmente pasa por alto Horvat: desde 2017  (gestión provincial de María Eugenia Vidal mediante) Cuartel V no cuenta con Registro Civil propio (que había sido en los 80 una conquista del Consejo de la Comunidad de aquel entonces, en reclamo por la distancia que había que recorrer hasta el centro morenense y su consecuente inviabilidad para hacer tramites) que ya venía con un servicio deficiente y obsoleto en comparación con el moderno registro provincial de las personas ubicado sobre la misma ruta 24 pero en la vecina localidad de José C. Paz, que fue el destino en donde la mayoría de vecinxs se dirigió para realizar sus documentos u otros oficios. Si no fuera por ello o por los operativos impulsados por el ministerio del Interior y llevados a cabo junto al municipio, estas comunidades solo tendrían acceso a estos derechos (vale decir, constitucionales) viajando más de 20 kilómetros hasta el centro de Moreno. 

En lo que respecta al acceso a la tierra y su regularización, el devenir de los barrios populares construidos en los últimos 10 años, encuentra correlato en el trabajo que desarrolla la Asociación Civil Madre Tierra hace décadas en la localidad, promoviendo espacios de participación de lxs vecinxs de esos barrios para coordinar acciones comunes en función de desarrollar una infraestructura urbana amplia en términos sociales (construcción de centros comunitarios, viviendas, plazas, solicitud de terrenos para edificar salitas o escuelas) cuestión que se choca de frente con la burocracia estatal de Provincia y Municipio en función de dar legalidad a los procesos que ya gozan de legitimidad territorial. Poca claridad sobre la cantidad de tierra en manos de privados y a disposición del propio Estado y sobre las condiciones de las mismas para trabajarlas en función de las necesidades populares y productivas del distrito, han sido varias de las dificultades a las que se enfrentaron las organizaciones a la hora de proyectar una solución integral al problema de la falta de acceso a una vivienda digna. Anteriormente implementadas bajo el decreto-ley 8912 de la última dictadura cívico-militar (1976-1983), la regularización del acceso a la tierra se promovió desde 2012 bajo la ejecución de la Ley Provincial 14.449 de “acceso justo al hábitat” que “blanqueó” una serie de iniciativas que en el caso de Cuartel V contaban con antecedentes inmediatos. Los programas “Lotes con servicios” tuvieron en el distrito una implementación débil en algunos casos (barrio 6 de enero) o concretas en otros (construcción del barrio Milenio, Los Hornos o el anexo al barrio San Norberto) que se fueron conjugando con diferentes iniciativas de carácter nacional (PROMEBA, PROCREAR, entre otros).

Desde el 2016, el municipio de Moreno se inscribió en el marco de ejecución de dicha ley mediante la ordenanza 5686 aprobada por el Concejo Deliberante, que disponía al IDUAR (Instituto de Desarrollo Urbano, Ambiental y Regional) como organismo de aplicación de la misma, generando al mismo tiempo disposiciones con la intención de amplificar el radio de acción de la normativa provincial (registro de organizaciones y de tierras; cartografía social de los barrios). A partir de allí el “Consejo Local de Vivienda, Hábitat y Derecho a la Ciudad” pudo haber sido una herramienta (de composición estatal y comunitaria) para consolidar los procesos de organización de esos barrios con más de una década de experiencia en el ejercicio popular del “derecho a vivir en paz” en su propia tierra.

Desde que se dictó esa normativa, las gestiones del IDUAR de Carlos Benítez y Mirta Otazua durante el periodo de gobierno de Walter Festa, nunca pusieron en funcionamiento ese mecanismo regulatorio. Cuestión que multiplicó los conflictos generados en decenas de tomas de tierras que se mantuvieron, se reubicaron o directamente se desalojaron.  Además, en medio de un contexto de vaciamiento del marco normativo provincial y de los organismos de implementación de la ley 14.449, la ordenanza 5866 paso de ser una conquista y una promesa, a ser parte del archivo burocrático.

Les falta calle

Este subtitulo refiere no solo a una expresión popular que describe a aquellas personas sin experiencia o con poca “cancha” para realizar determinadas prácticas o actividades. En este caso, la apreciación es integral. En Cuartel V, urgen calles en buenas condiciones y algunxs periodistas “con calle” para denunciar la rotura y falta de mantenimiento de las mismas.

El día lunes 4 de mayo se hicieron presentes en la esquina de la calle Somellera y Matienzo (barrio Namuncura) móviles de los canales 13, 9 y Crónica TV para dar testimonio del estado alarmante de una calle principal, que unifica el tránsito y circulación de cuatro barrios (Máximo, Anderson, Namuncura y Alem) y funciona como acceso a la avenida Saavedra Lamas al mismo tiempo que facilita el ingreso al partido de José C. Paz. Para escapar de la perspectiva alarmista que mencionamos al principio de la nota y darle la entidad que se merece (para escapar del tinte cómico de la cobertura de Crónica) hay que decir las cosas como son: tal como lo denunciaron lxs vecinxs, no solo la calle se inunda hace un mes y configura un foco infeccioso dañino para la salud. Desde hace décadas sucede lo mismo, lluvia tras lluvia. Gestión tras gestión (municipal y provincial). Hay responsabilidad política, pero también empresarial.  

Íbamos bien, pero pasaron cosas

En los distritos periféricos del conurbano bonaerense, suele pasar que la gestión de obra pública para beneficio de los barrios no goza de cimientos sólidos en su ejecución cuando de sortear los vaivenes políticos se trata. Históricamente, desde las ediciones impresas de La Posta Regional hemos dedicado paginas donde  hemos dado lugar a la visibilizacion de las “promesas no cumplidas” por parte de las gestiones municipales y la respuesta creativa de las organizaciones de los barrios afectados por calles de tierra, asfaltos rotos o inundados, escuelas en mal estado, barrios sin regularización dominial, con acceso deficiente al agua potable entre otros tantos suplicios que nos evidencian, más que como ciudadanxs, llanos sobrevivientes.

Los circuitos de acceso al gas domiciliario, el transporte público, servicio alimentario, propuestas de acompañamiento pedagógico desde la perspectiva de la educación popular, sociedades de fomento, clubes de barrio, mejoras en las construcciones de los barrios, entre otras, han sido demandas históricamente trabajadas desde las organizaciones, que trabajaron en la gestión de recursos para coordinar y dar respuesta a las necesidades varias teniendo a mano al Estado municipal solo para dotar de legalidad a esos procesos construidos desde abajo. La realidad concreta que hace a las condiciones reales para una intervención integral del municipio, se han transformado en excusa solemne de todas las gestiones para retrasar su intervención:  baja recaudación de impuestos, el poco desarrollo industrial y el porcentaje minúsculo que recibe el distrito en el marco de los fondos de coparticipación.  En el medio, están la historia y las promesas. Y sobre todo los personajes que circulan en las mismas, que disponen en un tablero de diferentes fichas para disputar poder en medio de las necesidades y la desidia.

La gestión de Mariano West (2011-2015) se despidió de la gestión municipal luego de más de 20 años de protagonismo en el escenario político local con obras públicas a medio hacer y otras tantas licitadas que nunca vieron la luz. Mariel Fernández, actual intendenta del partido, supo construir su referencia desde el Movimiento Evita acompañando la gestión de West y en algunas ocasiones, demandando desde diferentes niveles de combatividad respuestas concretas a necesidades urgentes que estallaban en Cuartel V (tomas de tierras con la sola intervención represiva estatal, avance del negocio narco en los barrios, basurales a cielo abierto, mal servicio de Transportes La Perlita o de la recolección de residuos por parte de El Trébol). Quienes integraron esa gestión, olvidaron por completo lo que sucedió con el Presupuesto Participativo (que no se aplica desde 2015) con todos los proyectos trabajados por organizaciones e instituciones de los barrios que quedaron en la nada.  O las obras públicas vitoreadas a los cuatro vientos y que quedaron frenadas luego de se perdiera la interna frente a Walter Festa. El ejemplo de la calle Somellera es claro: en octubre de 2015 se firmó el inicio de la obra para realizar el desagüe pluvial que aliviaría las consecuencias de las inundaciones que afectaban a cuatro barrios. Esa obra (con cambio de empresa adjudicataria) se reinició en 2016 y solo resolvió la mitad del problema. Como es de público conocimiento, cerca de tres cuadras son las que aún continúan inundándose y generando además de un problema para la circulación, un foco infeccioso variopinto de enfermedades.

Walter Festa asumió su intendencia en el marco del ascenso del macrismo a nivel provincial y nacional. Cuartel V, había sido la población mayoritaria que depositó sus votos en favor de su candidatura. Cuestión que no tuvo reflejo en el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de la localidad. Vale destacar, que además de las clásicas excusas utilizadas para justificar limitaciones en la intervención local, se sumaba una cantidad importante de denuncias a la gestión anterior por malversación de fondos y violación de los deberes de funcionario público que nunca tuvieron desenlace en la orbita judicial. Similares circunstancias, se sucedieron con esta gestión en lo que respecta a obra pública. En mayo de 2019 y producto de las exigencias de años de lxs vecinxs de más de cinco barrios de la zona, se dio inicio a la obra de pavimentación de la calle Portugal con la intención de integrar la trama de los barrios Irigoin y Los Cedros al barrio Los Hornos (más los continuos a él). Excusándose en trámites burocráticos y aduciendo intransigencia de parte del gobierno de Vidal para bajar los fondos para culminar la obra, en septiembre de ese año la misma quedó paralizada. Ante cualquier duda sobre este tema, cualquiera puede realizar una confirmación visual caminando por la calle Portugal después de pasar por la salita Molina Campos y la escuela primaria nº62 del barrio Irigoin para observar los relieves variopintos del mismo asfalto construido “a nuevo”. 

Similar destino, sufrió la construcción de la sala de Atención Primaria del Barrio 6 de enero que hasta hace pocos meses se encontraba en similares circunstancias. Obra que en 2018 promediaba en un tiempo de construcción cercano a los nueve meses de plazo para su terminación, pero cuya demora en los pagos de provincia a la empresa constructora motivaron su paralización hasta recién asumida la nueva gestión del Frente de Todxs. Aun con la disposición por parte de la mayoría de organizaciones populares de la localidad para acompañar los pedidos de fondos para realizar obras y resolver otros aspectos de la gestión pública, el intendente de entonces se abroqueló en su construcción política, teniendo que lidiar con las consecuencias de la deliberada desatención a los problemas del distrito.  Por mencionar algunos: el asesinato por parte de bandas narcos del militante del MP La Dignidad Cesar Méndez, luego de que la policía de la única comisaria de Cuartel V liberara la zona, el crimen laboral de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en la Escuela Primaria Nº 49, el vaciamiento de la UPA 12 y del Registro Civil de Cuartel V, entre otros acontecimientos.

Respuestas provisorias, a problemas estructurales

Desde 2017 hasta estos días, las comunidades educativas de Los Hornos, 8 de Diciembre, 23 de Diciembre yl barrio Cuartel V siguen estudiando en contenedores (elegantemente llamados “aulas modulares”) con la promesa estatal de parte de Provincia de finalizar la obra de la Escuela Nº 84 en algún momento. Lo mismo ocurre con la comunidad de la Escuela Primaria Nº 57 del barrio Anderson, que desde su destrucción como producto de un incendio en noviembre de 2015, se encuentra desarrollando su labor educativa en aulas modulares desde marzo de 2016, con la obra de reconstrucción paralizada ese mismo año. Desde hace casi dos décadas, la red de cloacas del barrio Alem se encuentra sin su planta de tratamiento, provocando que los desechos humanos provenientes de las casi 800 casas registradas (en plano original del plan de viviendas de 1988, más las construidas a inicios del 2000 adaptadas a la red de agua potable y cloacal originales) sean dirigidos directamente al Arroyo Pinazo, contaminando en el camino los terrenos que hacen al barrio San Francisco y finalmente al arroyo mismo, que oficia de límite natural con el vecino distrito de Pilar.

Ese mismo arroyo es también el destino final del desagüe pluvial construido sobre la calle Somellera, la misma que motivo el escándalo de los medios de comunicación y la pronta respuesta (“el poder de los medios” como contralor de la gestión pública y no el peso de la demanda popular por si misma) al día siguiente por parte de la Secretaria de Obras Públicas, dirigida por Gonzalo Galeano, que ofició de supervisor de los trabajos de limpieza de las zanjas de la calle Pinazo para aflojar la presión del agua sobre la olla que se genera en la calle en cuestión. El problema que sigue siendo permanente, es que las calles principales que funcionan como ingreso o egreso de los barrios (Somellera y La Escultura) fueron construidas a desnivel de las calles perpendiculares (alrededor de once) de modo que complican el curso natural del agua de las lluvias y constituyen verdaderas piletas que dificultan la circulación de las personas, de vehículos y del transporte público, que en ocasiones y por pura maña, se niega a entrar a los barrios.  


AUDIO / Cristian, de la Asociación Civil El Arca: “Es una preocupación central, no solamente para el funcionamiento de la escuela sino también como accesibilidad al barrio que se encuentra en una situación de precariedad importante.

Caras conocidas, nuevos compromisos y desafío de las organizaciones

Es conocida la composición del gabinete de Mariel Fernández y el rol fundamental que tuvo Mariano West como armador de la “unidad” que incluyó viejos opositores, caras conocidas y nuevos amigxs. La realidad concreta, es que detrás de las construcciones de solemne patriotismo y de abnegado “servicio a la comunidad” hay responsabilidades olvidadas de gestiones pasadas y olvidos intencionados entre quienes hoy mismo integran el gobierno. Quienes oficiaron como garantes de la gobernabilidad de los 20 años de gobierno de West y los 4 de Festa sin dar cuenta de los propios compromisos asumidos que jamás cumplieron, deben dar cuenta de porque decidieron optar por la obsecuencia, la complicidad y el silencio. 

En lo que respecta a varias de las situaciones abordadas aquí: acceso a la vivienda y al hábitat, obra pública y educación, desde el gobierno municipal anticipan varias acciones cuyo cumplimiento y desarrollo serán motivo de balance en los tiempos por venir.

Promediando los seis meses de gestión, el gobierno de Mariel Fernández se encuentra no solo con el desafío de atender de manera integral la respuesta a la situación de excepción generada por la pandemia. Si no de proyectar el devenir posterior a la misma, en lo que a va configurar un nuevo entramado de fuerzas a desarrollarse y disputarse en los territorios. Más allá de la disputa con los sectores históricos ligados a la derecha morenense y los nuevos actores que adscriben a proyectos reaccionarios y conservadores, además de las tensiones inherentes a cualquier coalición de gobierno que gestiona desde el ejercicio del poder, esta gestión tendrá que lidiar con las demandas históricas de una comunidad que exige vivir con dignidad. La intendenta conoce esa realidad de primera mano por haber nacido en esta localidad, en la cual se configuró el origen de su formación política y social. Al haberla tenido como partícipe de políticas fallidas o como detractora de las mismas durante las gestiones predecesoras a la suya, la responsabilidad en el abordaje integral de los problemas estructurales de Moreno, se transforma en un compromiso ético y político, cuya valoración por parte de las comunidades será el termómetro con el que las organizaciones dinamicen sus prácticas para mediar entre el conflicto social  o el dialogo,  frente a los avances y retrocesos en el ejercicio de los  derechos de quienes habitan Cuartel V.

Producción y texto: Joaquín Bel

Edición y coordinación: Guillermo Amaro

Fuentes

Nota de La Nación sobre la situación del barrio Los Hornos

https://www.lanacion.com.ar/sociedad/coronavirus-argentina-cuartel-v-barrio-olvidado-donde-nid2357418

Cobertura de medios hegemónicos sobre la situación de la calle Somellera

Canal 9:https://youtu.be/MxJVajdoqsI

Canal 13: https://youtu.be/3AsVDDBIKwk

Cronica TV: https://youtu.be/Q7ygk6g3l_A

Sobre la construcción del desagüe pluvial sobre la calle Somellera

 «Moreno: West firmó el contrato de una obra de desagüe pluvial para Cuartel V Norte | InfoBaires24» https://www.infobaires24.com.ar/moreno-west-firmo-el-contrato-de-una-obra-de-desague-pluvial-para-cuartel-v-norte/

Sobre la gestión de Mariano West 2011-2015

#Balance 2011-2015 Compartimos algunas de las acciones llevadas adelante por el Instituto de Desarrollo Urbano, Ambiental y Regional #IDUAR

Publicado por Moreno Municipio Gestión Mariano West – 2011 al 2015 en Miércoles, 9 de diciembre de 2015

#Balance 2011-2015 Promoción de la Participación Comunitaria y Organización Social.

Publicado por Moreno Municipio Gestión Mariano West – 2011 al 2015 en Miércoles, 9 de diciembre de 2015

PRESUPUESTO? PARTICIPATIVO?Por la tarde de ayer junto a Mara Villalba visitamos a vecinas del barrio Alem. Alli…

Publicado por Lucas Franco en Martes, 1 de diciembre de 2015

Sobre el derecho a la vivienda en Cuartel V y condiciones de acceso a la tierra en Moreno

https://acij.org.ar/wp-content/uploads/2013/04/Derecho-a-la-Vivienda.pdf

«¿Por qué no se instrumenta el Consejo del Hábitat? – Desalambrar» http://desalambrar.com.ar/por-que-no-se-instrumenta-el-consejo-del-habitat/

««Hay muchas viviendas que no tienen las condiciones para sostener el aislamiento» – Desalambrar» http://desalambrar.com.ar/hay-muchas-viviendas-que-no-tienen-las-condiciones-para-sostener-el-aislamiento/

Compartimos un resumen de la entrevista realizada por La Radio Pública de Moreno (FM90.7 – @publicamoreno) a la…

Publicado por IDUAR en Miércoles, 4 de marzo de 2020

«SE PUSO EN MARCHA EL CONSEJO PROVINCIAL DE VIVIENDA Y HÁBITAT | Provincia de Buenos Aires» https://www.gba.gob.ar/desarrollo_de_la_comunidad/noticias/se_puso_en_marcha_el_consejo_provincial_de_vivienda_y_h%C3%A1bitat

Ordenanza municipal 5686/16

https://drive.google.com/file/d/1nkEvsSObpNLojJHuHNwQUf2JdWYURjVJ/view)

Sobre el devenir de las demandas de las comunidades y las declaraciones de referentes políticos del distrito sobre su resolución o perpetuación

http://desalambrar.com.ar/cierran-el-registro-civil-de-cuartel-v/

https://www.vivieloeste.com.ar/moreno-piden-que-reabra-el-registro-civil-de-cuartel-v-y-que-no-cierre-upa/

http://desalambrar.com.ar/organizamos-la-marcha-porque-estamos-cansados-de-ser-rehenes-de-una-empresa/

http://desalambrar.com.ar/la-perlita-interrumpe-el-servicio-y-el-municipio-no-responde/

http://desalambrar.com.ar/planta-municipal-el-trebol-y-la-perlita/

http://desalambrar.com.ar/la-perlita-el-trebol-obras-publicas-un-paquete-de-debate/

http://desalambrar.com.ar/cuando-la-comunidad-gobierna-no-aparece-un-negocio-como-respuesta-sino-un-camino-de-solucion/

http://desalambrar.com.ar/que-hara-el-gobierno-popular-ante-el-poder-concentrado/

Sobre la construcción de la calle Portugal

«Crónica | Moreno avanza en más de 21 cuadras de hormigón en la calle Portugal de Cuartel V» https://www.cronica.com.ar/amp/politica/Moreno-avanza-en-mas-de-21-cuadras-de-hormigon-en-la-calle-Portugal-de-Cuartel-V-20190514-0061.html

«Vecinos de Cuartel V piden que se retomen las obras de las calles Portugal y Ricchieri – VIVI EL OESTE» https://www.vivieloeste.com.ar/vecinos-de-cuartel-v-piden-que-se-retomen-las-obras-de-las-calles-portugal-y-ricchieri/

http://desalambrar.com.ar/portugal-al-dia/

Sobre situación de la infraestructura de los establecimientos educativos

http://desalambrar.com.ar/no-podemos-mandar-a-nuestros-hijos-as-a-una-lata-con-40-grados-sin-aire/

http://desalambrar.com.ar/moreno-tres-mil-ninos-as-fuera-del-sistema-educativo/

http://desalambrar.com.ar/arc/La-Escuela-Modular-de-Cuartel

Sobre las cloacas del barrio Alem

Para ver las ediciones de La Posta que denuncian el estado de las calles de Cuartel V y la respuesta de las organizaciones

https://issuu.com/lapostaregionalcanal3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *