Coronavirus: rige por 10 días aislamiento social preventivo y obligatorio para toda la población

El presidente Alberto Fernández anunció ayer el aislamiento social preventivo y obligatorio para toda la población, que rige desde las 00 horas de hoy hasta el 31 de marzo.

El Decreto de Necesidad y Urgencia emitido por el Ejecutivo nacional establece que todas las personas “deberán abstenerse de concurrir a sus lugares de trabajo y no podrán desplazarse por rutas, vías y espacios públicos” y “solo podrán realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos”.

Tras reunirse con los gobernadores en la residencia de Olivos, el presidente anunció que “nadie puede moverse de su residencia, todos tienen que quedarse en sus casas. Es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos”.

El presidente resolvió además adelantar el feriado del 2 de abril para el 31 de marzo, y el 30 será feriado puente para que “tengamos la posibilidad de quedarnos en nuestras casas y evitar seguir trasladando el virus de persona a persona”. “Esta medida la hemos dictado ahora, tratando de que el efecto sobre la economía sea lo menos dañinos posibles. La semana que viene es una semana corta, porque lunes y martes es feriado” expresó.

“Podrán salir para hacer lo necesario para seguir haciendo su vida habitual” explicó Fernández. Esto implica poder ir a almacenes, supermercados, farmacias, y a negocios de cercanía.

Advirtió también que todas las fuerzas de seguridad estarán controlando quién circula por la calles. “Aquel que no pueda explicar lo que esté haciendo en la calle, se verá sometido a las sanciones que el Código Penal prevee para quienes violan las normas que la autoridad sanitaria dispone para frenar una epidemia o pandemia. Vamos a ser absolutamente inflexibles” indicó.

El decreto establece que la cuarentena general se podrá prorrogar por el tiempo que sea necesario. El mandatario dijo que la decisión se adoptó porque hay personas que no entendieron el riesgo de seguir circulando.

En estos 10 días “no podrán realizarse eventos culturales, recreativos, deportivos, religiosos, ni de ninguna otra índole que impliquen la concurrencia de personas”. Además se suspende la apertura de locales y centros comerciales, no habrá atención en los bancos, aunque se podrá operar en cajeros y mediante homebanking.

Quienes incumplan serán denunciados penalmente y además, se les podrá retener el vehículo.

Fernández dijo que se busca que la propagación del virus sea más lenta. “Vamos a evitar que el virus se propague mas lentamente, para que los contagios crezcan de tal modo que el sistema sanitario argentino pueda hacer frente a ellos. Hemos calculado absolutamente todo, lo único que necesitamos es que cada uno cumpla su parte” señaló.

El Decreto de Necesidad y Urgencia prevé algunas excepciones a la medida de aislamiento, entre ellos: a bomberos, estatales que sean convocados para garantizar actividades esenciales, personal de los servicios de justicia de turno, personas que deban asistir a otras con discapacidad, personas afectadas a la realización de servicios funerarios, entierros y cremaciones, y a la atención de comedores escolares, comunitarios y merenderos, personas que se desempeñan en los servicios de comunicación audiovisuales, radiales y gráficos, personal afectado a obra pública, y a supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad, farmacias, ferreterías y veterinarias.

También están exceptuados las industrias que producen alimentos, elementos de higiene personal y limpieza, equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios. Y una serie de actividades, tales como: telecomunicaciones, recolección de residuos, mantenimiento de servicios básicos, transporte público de pasajeros, transporte de mercaderías, petróleo y combustibles, reparto a domicilio de alimentos, medicamentos y otros productos de primera necesidad, servicios de lavandería, de correo y de distribución de paquetería, estaciones expendedoras de combustibles y cajeros automáticos, entre otros sectores.

El decreto también establece que los trabajadores y trabajadoras del sector privado tendrán derecho a percibir íntegramente sus ingresos durante los diez días de cuarentena.

En la administración pública nacional habrá asueto hasta el 31 de marzo, salvo para quienes deban garantizar actividades esenciales.

El presidente expresó en varias oportunidades que se necesita responsabilidad individual y que cada uno haga su parte, pidió a los gobernadores la máxima severidad y recalcó que el gobierno nacional a va ser muy severo también porque la democracia le exige cuidar la salud de la población.

Anunció también que se conforma un gabinete federal para atender la pandemia y la caída de la economía y anticipó que en los próximos días se anunciarán medidas para los monotributistas y los trabajadores y trabajadoras informales.

Fuente: Agencia FARCO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *