FM La Posta 96.5 Mhz

Bachilleratos populares piden reconocimiento

Realizarán mañana una conferencia de prensa para visibilizar su trabajo en medio de la pandemia y los obstáculos que sortean para garantizar la educación a sus estudiantes cuando aún muchos de ellos no tienen título oficial o planta orgánica funcional.

La Coordinadora de Bachilleratos Populares en Lucha realizará una conferencia de prensa en Obelisco el próximo martes a las 14 para visibilizar la complejidad de la situación que están atravesando.

“Exigimos una educación que sea garantizada por el estado y que nos permita emanciparnos, a diferencia de la educación precaria, virtual y mercantilista que pretende imponer el gobierno en este momento de ajuste y de crisis que vive nuestro pueblo”, expresaron en un comunicado.

De acuerdo con un censo de 2015, son 93 los bachilleratos populares en todo el país y 28 en la Ciudad de Buenos Aires.

En este contexto crítico, los bachilleratos populares que aun no consiguieron el reconocimiento de su Planta Orgánica Funcional, los y las docentes no reciben ningún tipo de remuneración por su trabajo.

Ignacio Moñino, del Bachillerato Popular Chilavert de la CEIP, explicó a ANSOL: “Hay bachilleratos populares que nunca fueron reconocidos, pero ahora se agrava porque en Provincia de Buenos Aires, está suspendido el programa Fines. No se sabe si se entregarán títulos. A la fecha todavía no se reanudó”.

Fernando Santana, del la CEIP Histórica, desarrolló ante ANSOL: “No ser reconocidos trae distintos perjuicios como no garantizarla acreditación de los y las estudiantes. Es un elemento clave de los bachilleratos. Por otro lado, estar en una escuela que no cuente con título oficial implica también que los y las estudiantes no puedan acceder a las becas de estudio ni puedan acceder a ningún beneficio como el plan Progresar”.

Al no ser financiados por el Estado, los bachilleratos populares acostumbran donar parte o la totalidad de sus sueldos o realizar campañas de donaciones para poder pagar servicios, alquiler, insumos, libros, herramientas tecnológicas, así como también realizan las tareas administrativas y de cuidados de manera gratuita.

Además, a algunos bachilleratos populares que adoptan la categoría de CENS (Centros Educativos de Niveles Secundarios), aún siendo reconocidos, no reciben artículos de limpieza. La respuesta de las organizaciones educativas se repite: “Tenemos que pagar las cosas con nuestros salarios”.

Así, exigen el financiamiento integral que dé cuenta de todo el trabajo necesario para mantener una escuela abierta y activa.

Por ser de adultos y adultas, estas escuelas no reciben viandas para sus estudiantes, por lo que la vulneración de derechos de adultos y adultas que no pudieron completar la secundaria, se potencia, y deben paliarla, nuevamente, con su propia organización.

La misma respuesta dan a la necesidad de espacios de cuidados para garantizara el acceso y permanencia de estudiantes con hijos o hijas.

“Desde diciembre está en riesgo la validez nacional de los títulos de los bachis porteños”, contó a ANSOL Juana Feu, integrante de la Organización Germán Abdala de la CTA, que tiene dos experiencias educativas en la Ciudad.

Asimismo, piden conectividad para que los y las estudiantes puedan continuar sus estudios a distancia durante el aislamiento. “El ciclo lectivo sigue funcionando, pero no se puede garantizar si el estudiantado depende de 3G”, explicó Feu.

Santana agregó: “El Estado tiene que ser el garante del acceso a la educación para todos y todas. Debe entregar computadoras para todos y todas los y las estudiantes, así como garantizar el wifi, y viandas y bolsones alimentarios para nuestros y nuestras estudiantes. Necesitamos también que se adelanten en un solo pago las becas estudiantiles para que puedan disponer los recursos necesarios”.

Moñino agregó: “A los programas de adultos nunca nos dieron computadoras. Hoy por hoy, con los salarios docentes también soportamos la conectividad de estudiantes. El Estado puede garantizar eso o puede garantizar la conectividad de una web, como lo hace la provincia de Buenos Aires con Continuemos Estudiando, para que funcione como aula virtual”.

Fuente: ANSol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *