Rematarán máquinas de empresa recuperada que exporta monturas de caballo

Se trata de Talarcoop, que enfrenta también un desalojo. La justicia no aceptó sus créditos laborales para hacer uso de la ley de Concursos y Quiebras.

“Tenemos en camino un desalojo y el viernes quieren rematar las máquinas. Nosotros habíamos propuesto comprar en cuotas o incluso al contado, por medio de un cliente argentino que vive en Alemania y nos conoció en pleno conflicto”, contó Pedro González, presidente de la actual Talarcoop, que produce monturas para jinetes.

La titular del Juzgado Comercial 62 Vivian Fernández Garello rechazó los pedidos de los trabajadores y ordenó el remate.

“Este cliente nos ayuda mucho para poder pagar los insumos que están carísimos y ayuda a que entren divisas en el país”, comentó González.

“La fábrica cerró en 2017. Nos presentamos para trabajar y las puertas estaban cerradas y soldadas. Por medio de WhatsApp le habían avisado al delegado que la fábrica ya no abriría. El 1 de mayo, mientras la gente festejaba el día del Trabajador, nosotros nos chocamos con esto”, contó.

Antes del fin de semana largo les había pagado toda la quincena adelantada, por primera vez en la quince años. La esposa del dueño también les había asegurado que estaban en una situación difícil, pero que se quedaran tranquilos porque no pensaban bajar los brazos.

“Si hubieran tenido buena intención, nos hubieran dicho que nos dejaban la máquina para que siguiéramos trabajando. La fábrica tenía ya 45 años de existencia”, protestó González.

Desde entonces producen por su propia cuenta bajo la figura jurídica de una cooperativa que se presentó como acreedora de los créditos laborales.

Habían escuchado de otros trabajadores que se conformaban como cooperativas cuando las empresas cerraban. Un abogado del sindicato les mostró que esa posibilidad podía ser exitosa y en asamblea tomaron esa decisión.

Ahora dependen de que las máquinas no se vendan y de que no los desalojen para no engrosar las filas de desocupados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *